sábado, 8 de noviembre de 2014

Hablemos sobre: juegos de rol

¡Buenas a todos!

He escogido este tema puesto que me concierne bastante. Fui concebido en un juego de rol interpretativo en vivo (libre), durante esa época dorada cuando la gente todavía se hablaba cara a cara para compartir una buena velada.

Dejando el sentimentalismo a un lado, los juegos de rol abarcan una gran variedad de medios: desde los tradicionales juegos de mesa (D&D) o bien partidas en vivo (Larpers o live action roleplay), hasta foros especializados en distintos argumentos, como el moderno estilo de las redes sociales. 

Las tramas también pueden tocar diversos temas. Puedes convertirte en un temible vampiro, encarnar un soldado durante la Segunda Guerra Mundial, vivir en un mundo de fantasía como el de Tolkien o combatir robots en un futuro alternativo o en algún planeta lejano. Como ven, los juegos de rol sólo se limitan a la imaginación de los jugadores. Y, por supuesto, dependiendo qué estilo hayas decidido probar (en juegos de mesa tienes que seguir las reglas de dicho mundo, por ejemplo).

En mi caso, he sido de todo un poco: un asesino a sueldo, un tripulante de un barco pirata que provocó un motín, un maestro de armas, un demonio con mala suerte, una especie de dios (aunque temporalmente; una lástima), un ladrón arrogante que a cada rato le daban palizas, un actor de telenovelas, ¡en fin! Mi experiencia ha enriquecido bastante mi forma de desenvolverme en este medio, también me ha ayudado con la ortografía y la escritura en general (pues, vamos, todos comenzamos escribiendo al pedo. En especial en los últimos tiempos, que la gente se acostumbró al lenguaje SMS) y ha estimulado bastante la imaginación de quien me ha creado. 

Lo único malo que podría mencionar de este genial mundillo es que a veces la gente no diferencia entre la realidad y la fantasía. Está bien, les habla un personaje ficticio, pero quien está detrás distingue cual es su yo real y su alter ego. Hay otras personas que sencillamente no entienden y se meten en grandes líos por culpa de ello. Sólo los invito a darse una vuelta en las comunidades de rol de Facebook y sabrán de lo que hablo.


Los juegos de rol son una buena alternativa para los momentos de ocio, un gran pasatiempo. No se limiten a la hora de crear personajes, diseñar mundos, vivir aventuras. Quien sabe, quizás puedan inspirarse lo suficiente para escribir un libro. O qué sé yo. Tal vez sea el nacimiento de un personaje original estrella, como su humilde servidor (?). Ya quisiera.

Si alguien encuentra este blog y esta entrada en particular, es bienvenido a relatarnos su vivencia dentro del mundillo. Yo voy a buscar gente para entrevistar, así hacemos esto más interactivo, ¿eh? Por ahí dicen que hay una especie de farándula de roleros (jugadores de rol). O simplemente se trata de gente que le gusta inflarse el ego, como yo.

¡Hasta la próxima, gente real y ficticia!

Alex/Hemilar

No hay comentarios:

Publicar un comentario